Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Irina Volkova
Miér Dic 11, 2013 3:42 pm por Rustam Vasliev Argon

» REGISTRO DE PB (AVATARES)
Miér Dic 11, 2013 3:37 pm por Rustam Vasliev Argon

» SERÁS MÍA, ÁNGEL
Jue Oct 03, 2013 5:53 pm por Anais Bonham

» Una mezcla explosiva si añadimos un ingrediente más. [SOFY]
Jue Jul 04, 2013 5:22 pm por Sofy Argón

» Sensaciones extrañas [Thomas]
Dom Jun 30, 2013 2:25 pm por Thomas Lauper

» Bienvenida al infierno [Anaïs]
Sáb Jun 29, 2013 2:25 pm por Anais Bonham

» I WANNA DO BAD THINGS WITH YOU [Rustam]
Sáb Jun 29, 2013 1:56 pm por Rustam Vasliev Argon

» Atada a las cadenas de mi oscura habitación [Anais]
Jue Abr 18, 2013 9:21 am por Anais Bonham

» Una Tarde a solas? (Alex M )
Jue Abr 04, 2013 4:22 pm por Melissa Picardy

AFILIACIONES

SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Mar Dic 18, 2012 8:16 am

La discoteca estaba repleta. No puedo negar que me encantan estos lugares. Desde que soy un caído los frecuento con frecuencia.
Otro en mi lugar probablemente los detestaría, puesto que son el principal motivo de que haya perdido mis alas. Todavía podía recordar el dolor que sentí en cuanto me las arrancaron. Cuando me miraba al espejo y veía mis cicatrices en la espalda, recordaba todo aquello. Era un continuo recordatorio de mis pecados. Aun así no me arrepentía. Me había visto enredada y locamente enamorada y atraída por un demonio. Me poseyó en cuanto logró acostarse conmigo, lo cual no le resultó fácil. Y después de eso mi alma se oscureció, me costaba diferenciar lo que estaba bien de lo que estaba mal. Convirtiéndome en un ser más oscuro, frío, peligroso.
Finalmente cuando su espíritu del mal desocupó mi cuerpo me sentí liberada, mucho mejor. Pero el castigo del cielo no tardó en realizarse. Me desterraron de mi hogar, prohibieron que viese de nuevo a mi familia, y me expulsaron como una repudiada.
Suspiré. No quería pensar en ello ahora. De todos modos ya no me importaba. No me quedaba más remedio que conformarme con mi destino. Tomé el último sorbo de mi copa. Miré a mi alrededor. Muchas personas aglomeradas en la discoteca, bailando, fregándose unos contra otros tratando de conseguir un rápido revolcón. La mayoría simples humanas rodeadas de vampiros que querían darles alimento a cambio de buen sexo. Yo no era quién para juzgarlas, pues lo había hecho también.
Me dirigí al centro de la pista, poseída por el alcohol y las drogas que unas horas antes había tomado. Comenzaba a excitarme sin ayuda de nadie más. Todavía no había visualizado a ningún hombre que lograse atraerme lo suficiente como para irme con él a la cama. Bailé de modo sensual y provocador. Mi minifalda y mi amplio escote resultaban una tentación para los allí presentes. Me gustaba ser el centro de atención. Sonreí mientras bailaba. Agitaba mis cabellos y movía mi cintura y mi cadera al compás de la música.
Entonces vi entrar a un hombre hermoso y atractivo. Su oscuridad era tal que lograba acaparar toda la atención. Sonreí. Él Él era quien yo quería. Y lo conseguiría. No había hombre que no consiguiese si me lo proponía. Gracias a mi físico o tal vez a lo directa que era, eso no lo sabía. Pero tampoco importaba. Esta noche iba a pasarlo bien.
Me acerqué a la barra, hasta quedar a su lado. Me puse justo a su derecha, apoyándome en la barra. Dejando una muy buena panorámica de mi culo. El cual redondo y respingón, era totalmente apetecible. Dirigí una mirada pícara y traviesa al atractivo desconocido y le sonreí. - Hola... - susurré mordiendo mi labio inferior.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Miér Dic 19, 2012 5:34 pm

Era ya de noche.. la obscuridad se cernía sobre toda la ciudad, era una noche fría y plena para los de mi condición, camine lento casi simulando la lentitud de un humano, la gente parloteaba sin cesar, la mayoría era joven, chicas casi desnudas exhibiendo todos sus encantos, era una vista demasiado apetecible pero fastidiosa cuando lo veías a cada paso que daba, algunas se aproximaban a mi y me acariciaban el torso, reía bajo es inevitable que me deseen así de ese modo, aparte sus garras de mi, no deseaba liarme con humanas esta noche, deseaba distraerme después de tantas cosas que Rustam me había pedido, ese hombre jamas estaba tranquilo tratándose de información, pero esta noche seria solo para mi diversión. Un aroma capto mi atención si bien hay muchas mujeres que olían deliciosa mente, ese aroma lo era mucho mas, seguí mi olfato como un sabueso, persiguiendo una presa, el camino me guió hasta una discoteca, no recordaba la ultima vez que había entrado a una para saciar mi apetito, pero tampoco me cohibía el entrar en busca de mi cena.
La música estruendosa y los cuerpos mezclándose, no dejaban casi nada a la imaginación, algunos hábitos no cambiaban aun después de un ciento de años siendo vampiro, aveces me gustaba que algunas cosas quedaran a la imaginación pero cada vez mas, me acostumbraba a la vestimenta de las mujeres actuales, por un momento me quede perdido en el aroma conjugado de muchos humanos con la adrenalina al cien, así como ese aroma del alcohol impregnado en su sangre.. que recorren cada milímetro de sus venas, aspire profundamente en busca de ese aroma que me a traído aquí, no lo encontraba con facilidad, me dificultaba encontrarlo con todas las mujeres y hombres que caminaban a mi lado y la mezcla de cada una de sus diferente hormonas disparadas, pedí un Whisky y me senté disfrutando de el espectáculo, que algunos pubertos daban, las chicas con las blusas subidas hasta sus hombros y algunos chicos chupándoselos como pequeños becerros.
Bebí un par de tragos mas a mi whisky pero un cuerpo espectacular, me hizo mirar detenidamente, se contoneaba provocadora mente y vestía como todas las demás mujeres de este lugar, al inicio me resultaba tan idéntica que comencé a perder el interés en ella.. hasta que al contonearse un poco mas y acercarse a mi saludándome, sentí ese aroma atrayente... deje mi bebida en la barra y gire mirándola fijamente a sus ojos verdes.
-Hola!-
Sonreí intentando no prestarle la mayor importancia aunque el aroma de su sangre era relativamente seductor.. contuve el aliento y la respiración por un momento en lo que podía controlar mi necesidad de sangre, pensé que estaba siendo demasiado frió, si es que en realidad quería llegar a algo mas que un trago con ella... y la verdad era que no había necesitado cazar durante muchos años.. son las ventajas que se tiene al trabajar para Rustam..
-Gustas un trago mas? o tal vez solo acompañarme un rato?-
Palmee el asiento continuo al mio y ella se sentó a mi lado, no sabia si es que me miraba o no.. y no importaba en realidad, solo necesitaba una buena noche y eso lo conseguiría de un modo u otro, llame al cantinero y le pedí un Whisky mas.
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Vie Dic 21, 2012 10:02 am

Sonrío. Chico directo. Eso me gusta. Me siento en el taburete que él palmea con su mano. Me echo el cabello hacia atrás. Apartándolo de mi rostro. Lo miro fijamente a los ojos. Sin miedo. Con cierto toque divertido en la mirada. Esto me gusta. Hablar con desconocidos. Es vampiro. Lo cual me pone mucho más. Pero no voy a admitirlo. Me encojo de hombros. Quiero parecer indiferente, aunque sé que es ridículo. - Creo que una copa estaría bien... - susurro. Entonces lo miro y veo cómo llama de un modo sensual y elegante al camarero, quien no tarda en servirme una copa idéntica a la de mi misterioso acompañante.
- Gracias. - le digo. Y el camarero me mira sorprendido. Como si yo fuese la única persona educada de todo el local.
Me tomo un sorbo de la copa y casi me veo obligada a escupirla. Pero como soy una chica fuerte me aguanto el mal sabor y me lo trago. Mi garganta arde. Dios! Eso es super fuerte. ¿Cómo puede beber eso? Entonces me doy cuenta. Soy idiota. El sabor fuerte logra aplacar su sed. Almenos un poco. - Sabe horrible... - digo mostrando una pequeña sonrisa.
Debo admitirlo. Estoy algo borracha ya. ¿Cómo lo sé? Llevo más de 4 copas. Bailo demasiado. Sonrío hasta por idioteces, tengo calor, y estoy excitada. La excitación es algo que prácticamente siento siempre que salgo y bebo algo. Pero con el sensual y misterioso desconocido es aun peor. Como si mi excitación aumentase por momentos. ¿Qué tiene él para hacer eso? No lo sé, pero quiero saberlo. Lo miro de nuevo. No deja de mirarme. Como si fuese algo apetecible. Quizá está pensando en mi como algo comestible. Me excito más. Me imagino sus colmillos afilados mordiendo mi cuello y creo que me resulta algo demasiado increíble y sensual. Quiero que lo haga quiero que me muerda. ¿Si se lo pido lo hará? No quiero parecer idiota. Pero lo estoy siendo.
Me calmo. Almenos un poco. Me giro un poco en la silla, tratando de quedar completamente frente a él.
Entonces me dispongo a hablar. - Te agradecería por la copa.. pero sería mucho más fácil si supiera tu nombre..


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Lun Dic 24, 2012 6:29 pm

La gracia que posee aun estando tan bebida o padecerlo.. es asombrosa puedo mirar como se sienta y como esas juveniles piernas juguetean en el banco.. parece joven pero aveces la juventud no denota ignorancia ni menos torpeza.. ella esta jugando y lo se aun sin leer su mente.. que me pica por revisarla y ver que es lo que esta pensando.. me molesta lo poco precavida que es pero eso no debería importarme mucho y menos si solo quiero beber de su sangre y pasarla.. bien.. le sonrió de vez en vez cada que ella posa sus ojos en mi.. el Whisky no es lo suyo.. se nota por el gesto y después por lo que dice me recargo con el codo en la barra y la palma de mi mano derecha sobre mi mejilla..
-Es muy seco y ardiente algo semejante a ti..-
Apenas dije en voz tan suave que siendo ella un ser especial sabría escucharme.. la mire un poco mas.. caprichosa como parecía ser no me dejaba a duda que es un ser diferente a un humano.. pero debía de comprobarlo.. no suele haber mas que muchos vampiros y lycans por la zona .. encontrarme con ella.. me resulta tan fascinante aunque aburrido por su comportamiento..
-Vaya ese pequeño detalle que ambos hemos omitido..-
Le sonreí y me plante recto de pie ante ella.. y acerque mi mano a la suya tomándola entre mis dedos e inclinándome un poco..
-Baltazar Tarréch a tus ordenes-
Bese su dorso de la mano.. y me valía si pensara que soy anticuado o no.. era la forma en que me presentaba y en que le demostraba mi respeto y no con cualquiera hacia eso..
-Ahora debería de saber el tuyo no es así?-
La voz relajada y aterciopelada con un gesto de nobleza que me caracteriza, con fluida elocuencia y con inquieta mirada dirigida directa a sus ojos.. sin dejar de mencionar que realmente hablaba muy bajo... no me gustaba que cualquiera supiera mi nombre.. y menos que preguntaran cosas indebidas... Un latido un tanto acelerado.. comenzó a retumbar.. al parecer dentro de ella.. aunque no podría precisar el motivo del mismo... El alcohol .. alguna droga o una enfermedad? no lo sabia pero aun así su sangre olía deliciosa así que podría descartar la enfermedad..
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Miér Dic 26, 2012 8:18 am

Sonrío. Me doy cuenta de que se trata de un vampiro. Su modo en cómo mira mi cuello me pone nerviosa. Pero en cierto modo me pone. Me excita. Quiero que me muerda. Y ¿qué demonios? ¿Porqué no hacerlo aquí y ahora? Le miró fijamente.
Me acerco más a él. - Eres el primer Baltazar que conozco. - muestro una bonita sonrisa. - Yo soy Evangeline. Pero suelen llamarme Lily. - En realidad no me importa como me llame. En realidad creo que los nombres no son más que formalidades. Poco importa como te llames, no si tu nombre no va a quedar recordado en la historia, y dado mis muchos problemas con el reino celestial, dudo que el mío perdure.
Decido seguir hablando, dado que él no parece estar mucho por la labor. - ¿Eres vampiro? No es que tu olor me sea fácil de distinguir. A los seres como yo en cuanto se nos castiga se nos priva de ciertos sentidos y habilidades, y a pesar de no estar ciegos como los mundanos, nos resulta difícil diferenciar entre ciertas razas. Pero por el modo en que miras mi cuello.... - sonrío de nuevo. En realidad no es un mal argumento. Y estoy segura de que es una buena suposición, ya que, estoy convencida de que he acertado. Estoy segura de que es vampiro y de que no le importaría morderme.
Relamo mis labios y lo miro fijamente a los ojos. Unos ojos penetrantes, incitantes. Que me excitan, me atraen y me hacen hundirme en la locura. No sé si es el efecto del alcohol, del ambiente, o si es él con algún tipo de influjo, pero, sé lo que quiero y lo quiero ya.
- Muérdeme... - pido. Y mis ojos suplican que lo haga. Me bajo de la silla alta, me pongo a su lado. Echó hacia un lado mi cabello, dejando mi cuello como algo totalmente accesible a sus labios. Nadie tiene porqué notarlo. Los humanos pensarán que me está besando el cuello. Nada más. Yo me sentiré por completo excitada y el podrá llenarse. Sonrío. Soy consciente de que puedo morir, pero dado mi estado de este momento, ni siquiera me importa.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Miér Dic 26, 2012 6:48 pm

Es sorprendente.. de la nada la joven me pide que la muerda, tentadora oferta para un ser como yo y sonrió mirando su arrebato al ofrecerme su cuello.. bajo del asiento y me acerco a ella lentamente.. subo la mano hasta su hombro y acerco mis labios a su cuello.. le doy un beso y después aspiro su aroma deslizando la punta de mi nariz sobre su piel..
-Hueles muy bien.. pero..-
paso mi mano por su cintura y la pego a mi suavemente, una leve canción cursi romántica se escucha al fondo del lugar.. la mayoría de los humanos se sientan, su juventud los hace ser menos sensible a el tipo de música, que desperdician porque es perfecta para un acercamiento, no soy bruto.. y menos soy como la mayoría de los de mi raza, sujeto su mano con mi mano derecha y comienzo a balancearla, no se si sepa bailar pero no me importa tanto.. yo llevare el ritmo, miro a algunos observándonos y a pocos humanos con sus parejas acercándose a la pista.. su cintura encerrada con mi mano y sus pies acompasados con los míos.. acerco mis labios a su oído..
-No me gusta desperdiciar las noches, aun con mi eternidad, me gusta apreciarlas.. si buscas solo morir.. no soy el vampiro que necesitas, pero si lo deseas.. pasa conmigo esta noche y después al amanecer podría concederte ese deseo por la muerte..-
bese su cuello con un leve gemido sobre el.. el palpitar de la sangre que por su yugular corre.. es de un ritmo mas delicioso que el que bailamos.. sonrió suavemente y la miro a los ojos.. esos ojos que parecen estar opacados.. la soledad y el destierro lo han hecho menos brillantes pero no pierden ese dejo de sexualidad.. la hago girar y la atraigo a mi cuerpo.. choca con suavidad y siento sus pechos contra el mio, la música se termina y tomo su manos llevándola a una de las mesas del lugar.. la luz tenue por la hora, hacia que pareciera que estábamos en una habitación solo los dos.. tome su mano y atraje su muñeca a mis labios y bese la vena que pasa por la mitad de la muñeca..
-Podría leer tus pensamientos.. -
Apenas susurre para ambos.. y sonriendole tome su otra mano y bese su muñeca y subí por lo largo de su brazo.. hasta posarme en su hombro.
-Eres un caído?-
Su aroma aun tenia parte de olor a cielo. aunque había hecho un buen esfuerzo al esconderlo con la bebida.. se estaba auto destruyendo y no podía entender porque?.. si ser un caído tiene sus malas pasadas pero siempre queda algo de poder y sobre todo el conocimiento que ella debe de tener..

avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Sáb Dic 29, 2012 12:19 am

Me estremezco al sentir su voz tan suave cerca de mi oído. Sus labios cerca de mi oreja y besando mi cuello me vuelven loca. Siento deseos de besarlo, de arrancarle la ropa y estar con él aquí mismo. Frunzo el ceño. Probablemente esa es una de las razones del porqué soy un caído. Deseo cosas. Y anhelo todo cuanto deseo. Es irremediable. Soy lujuriosa y pecadora. Por eso fui expulsada. Por eso cuando pienso en ello me duele la espalda. Donde tengo esas dos enorme cicatrices que demuestran como mis alas fueron arrancadas.
Lo miro a los ojos. Sabe, es consciente de que haré todo cuanto quiera. No sé porqué pero parece que estoy bajo su embrujo.
- ¿Podrías? Pero no lo haces... ¿me pregunto porqué? - digo cuando menciona que podría leer mis pensamientos. No hay mucho en ellos. Pena, tristeza, desahogo, soledad. Desesperación. Pecado. Mucho pecado. Probablemente eso sería lo primero que encontraría.
Yo podría hechizarte y llevarte conmigo... - susurro. - Sí. Soy un caído, pero todavía no he perdido algunas de mis facultades. Me pregunto si funcionarían con un vampiro como tu... aunque.. sería una pena tener que recurrir a truquitos mentales para que me beses y me muerdas. Sobretodo cuando algo me dice que tu también lo deseas. - murmuro divertida. Me gusta. Es guapo. Extremadamente guapo, en realidad. Y parece inteligente. Caballeroso. Me pregunto cuántos años tendrá.
Es distinto a los muchos seres oscuros que he conocido. Tiene algo especial. Algo único. Me pregunto qué debe ser. Y deseo que me tome. No sé porqué. Nunca he sido tan lanzada. Pero con él aquí, tan cerca. No puedo morderme la lengua. Y por algún extraño motivo, no se si tenga que ver con el alcohol. Le deseo y no siento reparo alguno en confesárselo.


Última edición por Evangeline Dmitriyev el Dom Dic 30, 2012 12:52 am, editado 1 vez


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Sáb Dic 29, 2012 8:19 pm

Una curvada linea se dibuja lentamente desde una de mis comisuras hasta la otra.. escucharla es fascinante aunque sus deseos son abrumadores.. aun sigo besando sus muñecas una a una con cada palpitar de su sangre por su venas y levanto la cara observando sus gestos... de niña pequeña.. su edad podría ser engañosa.. sabiendo que los ángeles no tienen una edad de creación.. y que la mayoría fueron bebes que por infortunios.. fallecieron a los pocos meses o años de nacer.. la miro de fijo a sus ojos y la sonrisa es mas y mas sincera conforme la escucho hablar.. no detengo sus preguntas quiero saber todo lo que esta pensando pero no por mis dones si no por ella misma.
-Responderé a cada una de tus preguntas.. -
respondí dejando sus manos quietas sobre la mesa pero no sin dejar de mirar como le late la vena de su cuello, me levanto y recorro mi silla a su lado y paso una mano por sus piernas.. y la atraigo sobre mis piernas sentándola con sus piernas abiertas sobre mi, el deseo es su perdición.. pero no la mía.. y no me cuesta nada darle un poco de placer aunque sea un mínimo mientras charlamos.. mis manos recorren sus glúteos y me sorprendo porque no trae bragas.. y la reacción de mi miembro no se hace esperar.. es una tentación demasiado fuerte casi como lo es su sangre.. ella es experta en tentar alma.. es parte de ser ángel el tentar a los humanos a redimir sus pecados.. pero en su caso.. a sucumbir a ellos.. apresuro mis manos hacia su espalda.. aun no deseo dejarme enredar en sus deseos...
-No quiero leer tus pensamientos.. porque no se aun que es lo que mas deseo de ti.. si tu sangre o tu cuerpo..-
al recorrer su espalda y pasar la mano sobre su blusa.. tampoco puedo sentir su sostén, aun es una criatura recién pervertida .. por que su conciencia aun no es tan humana como para recordar usar sujetador y bragas.. un nuevo espasmo bajo mis pantalones se hizo sentir.. la erección iba en aumento y creo que me estaba inclinando mas a desear su cuerpo.. que su sangre..
-Contestando a lo otro.. -
Sonreí divertido por lo que iba a mencionar.. y por lo que ya había hecho pero aun así se lo aclararía
-Creo que te lo eh respondido a meno de un modo que no necesita mencionarse no crees?-
Me removí un poco bajo su cuerpo solo para aclarar mi punto.. subí mi mano después y atraje sus labios a los míos.. y con tranquilidad pero pasión bese sus labios mientras mi otra mano la fijaba aun mas a mi cuerpo.. no la dejaba de presionar contra mi.. aunque ya mi cuerpo la estaba haciendo subir y bajar sobre mi cuerpo.. termine el beso de un modo suave y la mire limpiando un poco de su lápiz labial que se había corrido por nuestro beso..
-Tu me dirás porque quieres que te muerda? es que acaso deseas morir?-
Mis manos ya estaban en sus glúteos abajo de la falda sin bragas apretándole los glúteos para hacerlos aun subir y bajar sobre mi.. aunque deseaba ya tentar su sexo.. en espera de encontrarlo humero por mi.. por el deseo..
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Dom Dic 30, 2012 1:23 am

Me sentó sobre él, sobre sus piernas. Y lentamente mientras besaba mi cuello y después mis labios, me fui frotando contra él, sentía mi sexo rozarse contra el suyo y eso me excitaba. Sobretodo porque estábamos en un sitio publico del cual podían echarnos con facilidad. Pero era justo eso lo que lo hacía más excitante y divertido, y desde luego, ambos eramos conscientes de ello.
Dijo que deseaba mi cuerpo. Lo cual no me sorprendía. Siempre había sido deseada por muchos hombres. Pero, no le daba importancia a ello. Era de las que pensaba, que cualquier hombre es capaz de acostarse con cualquier cosa que se le ponga delante. El sexo es primordial para ellos. Pero yo mejor no digo nada. Porque también lo es para mi. Desde que pequé, desde que me expulsaron del cielo como un perro no he sentido necesidad de ser bondadosa y pura. De hecho disfrutaba del mal, de la oscuridad y de todas sus ventajas. Sonreí al pensar en ello. De todos modos, mi destierro había sido bastante reciente, aun me dolían las cicatrices de mi espalda, cuando lo pensaba. Por lo que todavía no había tenido sexo con nadie. No desde eso.
Pero tendría que haber una primera vez. Y qué mejor que hacerlo con alguien como él. Un vampiro, atractivo, oscuro, tentador y peligroso. Era la mejor opción. A pesar de que, podría tener muchas otras.
Me bajé de encima suyo. No porque quisiera, sino porque necesitaba airear mis ideas, y tenerlo a él rozándome con su miembro duro y excitado no permitía que mis pensamientos fuesen más allá de él y yo haciéndolo, porque no me daba libertad para pensar.
Tomé su mano y tiré de él. - Ven, acompáñame... - pedí. Pero más que pedir, era una orden.
Me siguió, tal como yo quería, probablemente no le era difícil intuir a dónde lo llevaba. Entramos en los baños de mujeres. No había nadie. Cerré la puerta con el cerrojo y me subí a la encimera de mármol, donde está el lavamanos. Entonces él se acercó a mi. Rodeé con mis piernas su cintura y agarré con fuerza su camiseta, atraiéndolo hacia mi, entonces mis labios buscaban los suyos, atrapé su labio inferior entre los míos y sonreí entre dientes. Nos besamos con frenesí y lujuria, mientras mis manos lentamente subían su camiseta hasta sacársela. En cuanto quedó desnudo de cintura para arriba pude deleitarme con su perfecto cuerpo. Acaricié cada uno de sus músculos, y besé sus hombros desnudos, hasta llegar a su cuello, donde mordía y depositaba besos húmedos.
Entonces él me imito, y saco mi blusa, sonrió al ver mis pechos, grandes y redondos. Siempre habían sido toda una tentación para los hombres. Pero de pronto, su cara dejo de mostrar esa divina sonrisa de Dios pagano, e hizo una mueca de horror. Seguí la dirección de sus ojos, los cuales estaban fijos en el espejo del baño, en el cuál se reflejaban las dos enormes cicatrices de mi espalda. De donde una vez habían estado mis preciosas alas. Dicen que si una persona roza con suma delicadeza dichas cicatrices, consigue tener una visión y puede ver en sus propios ojos el dolor y el sufrimiento del ángel caído, cuando éstas fueron arrancadas.
- Soy horrible... Lo sé... - creyendo que había conseguido darle asco. Comencé a coger mi blusa, a punto de ponérmela para salir de allí pitando. Imaginaba que después de esa horrible visión de mi cuerpo no querría hacer nada conmigo. Pero cuando estaba tomando la tela de la blusa entre mis manos, me paró. Y entonces alcé mi vista y mis ojos se perdieron en los suyos.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Dom Dic 30, 2012 3:09 pm

Impulsiva y misteriosa así es ella.. una niña que con su hermosa cara angelical podría conseguir todo lo que quisiera... entre ello.. a mi.. la mire bajar de mis piernas y pude hacer una breve mueca de desagrado pero al escucharla llamarme y deber seguirla sonreí.. ella no quería mas charla y bueno creo que estaba de buen humor como para complacer a una niña como ella.. sujete su mano y reí un poco cuando la seguía, alguna de las miradas nos siguieron por breve espacio hasta que se difuminaron por la velocidad que llevábamos.. el baño de las mujeres se abría para los dos.. y era totalmente divertido para mi creo que nunca había sido tan impetuoso como para hacerlo en un baño publico.. seria una buena experiencia.. me acerque a ella y sus piernas me sujetaron y mis labios comenzaron a seguir los suyos.. no soy un capullo.. suelo siempre dejar que las mujeres disfruten porque al final siempre terminara todo igual.. ellas solas y yo satisfecho.. quite su blusa y admire ese par de senos que se abrían ante mi para mi disfrute.. sin sostén sin nada que me impidiera llegar a ellos y poder hacerlos tan míos como ella lo seria en un momento mas.. pero al mirar su hermosa imagen en el espejo detrás de ambos dos enormes cicatrices se ubicaban en sus omóplatos.. me quede un segundo mirándola.. me sentí un tanto mal.. le había dolido de eso estaba seguro aunque jamas haya sentido o pasado por algo así.. se separo de mi y sentí que la había herido..
-Espera..-
Alcance a sujetarle una muñeca y me acerque a ella.. la mire a los ojos y tome con cuidado su cintura con la palma de mi mano.. y después con la otra la atraje hacia mi.. y la bese.. fui dulce y suave creo que era momento como para que ella se tranquilizara... al terminar el beso.. la mire contemplando su hermoso rostro por un segundo y después la hice girar.. lentamente acariciando su cintura.. pase mi mano al rededor de su vientre y después bese su nuca con delicadeza hasta bajar mis besos a la cicatriz de su lado izquierdo.. pase mis labios sobre ella y sentí dolor.. un penetrante dolor que pasaba por toda la espina dorsal pero me controle.. quería hacerla sentir bien.. bese con suavidad lo largo de la cicatriz .. ambas cicatrices las bese, aguante completamente el sufrimiento que ella debió de sentir... desgarrador y penoso era así la sensación... me recargue a su espalda.. y pude escuchar los latidos de su corazón.. suspire.. y la hice girar para mirarla..
-Eres demasiado fuerte, hermosa.. y no eres horrible.. eres un ángel hermoso.. obscuro y hermoso.. no quise mirarte así..-
No soy débil pero tampoco soy un capullo que me pueda reír de la desgracia de ella.. no me place.. acomode un poco sus cabellos.. y pegue mi frente a la de ella.. mi lívido aun estaba por la nubes y aun quería poseerla pero no aquí.. en un burdo sanitario comunitario..
-Hagamoslo en mi hotel.. te sentirás mejor.. y debes de bajar un poco la bebida.. me gustaría hacerte sentir, estando en tus cinco sentidos..-
Le sonreí con suavidad y deje que se colocara la blusa si es que así le apetecía.. soy un vampiro antiguo y se que eso no le atrae a muchas mujeres de la actualidad y en verdad no me importa si es que no soy el bruto que las coge en cualquier lugar solo por satisfacerse a si mismo... yo disfruto de un sexo mas intimo y mas placentero..
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Lun Dic 31, 2012 8:19 am

Me atrajo hacia él, apretándome contra su cuerpo. Me beso con suavidad. Más de la que podía haber esperado de un vampiro como él.
Me hizo girar, poniendo sus manos en mi vientre, acariciando mi piel con deliciosa suavidad y delicadeza. Me besó con suavidad la nuca, y lentamente fue bajando, rozando con sus labios mi espalda, mis hombros, y desde luego mis cicatrices. Sentía sus besos sobre ellas, al principio me quedé rígida, me puse tensa, muy tensa y quieta, temiendo que el dolor que había sentido en esa parte de mi cuerpo volviese a supurar. Pero me fui relajando, lentamente, a medida que sentía que su labios sólo rozaban mi piel, y que allí donde estaban las heridas no sentía nada más que suavidad y ternura por su parte. Algo extraño e inesperado que me hizo sonreír.
Se disculpó, por haberme mirado de aquel modo. Y me halagó, llenándome de cumplidos. Mi sonrisa fue casi imperceptible, pero no puede hacer otra cosa que sentirme bien ante sus palabras, cosa que nunca hubiese imaginado viniendo de alguien como él. Era hermoso. Por dentro y por fuera.
Comentó que podíamos ir a su hotel. Y no sabía que hacer. Era el primer hombre con el que estaba después de mi destierro. Y eso, me daba pavor, pues no sabía si volvería a sentir dolor de aquel modo. Decían que si pecabas, que si cometías uno de los 7 pecados capitales volvías a sufrir tu castigo. Y la lujuria entraba en uno de ellos. Yo no quería volver a sufrir. Pero entonces, lo decidí.
Nunca nadie me había tratado antes de ese modo. Por lo que, podía confiar en él. Podía fiarme. No me lastimaría. Estaba segura.
- De acuerdo... - mencioné. Y me puse sin tardar mucho, la blusa, cubriendo de nuevo mi cuerpo. Me giré. Quedando de nuevo frente a él. Observando sus oscuros ojos. Sonriéndole, mostrando mis bonitos dientes blancos. Y entonces, puse mis manos en sus mejillas, y le obligué a agacharse un poco, en cuanto lo hizo, atrapé su labio inferior entre los míos y lo besé. Con suavidad, lentamente adquiriendo más fiereza y pasión. En cuanto me faltaba el aire para respirar, me separé de nuevo. Entonces lo miré a los ojos fijamente. - Estoy lista... - y esperé a que él saliese delante de mi, guiándome hacia donde quiera que fuésemos. Tenía la sensación de que sería una buena noche. Inolvidable sin duda.



Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Lun Dic 31, 2012 11:53 am

Me deje ser de ella.. mirar su cuerpo cubierto de nuevo.. causo dolor... porque es hermosa y ahora sabia el dolor que ella había sentido y no era nada fácil ser tan fuerte como ella lo era.. me incline a su petición sin palabras.. besando sus labios dejándome atrapar por esa forma de besar de sus labios.. ahora serena y mas parecido a como es ella.. una niña hermosa que jamas debió dejar de ser ángel.. sentí tristeza por un momento odie lo que soy tan alejado de lo que ella fue antes de conocerme.. pase mis manos con delicadeza sobre su espalda y poco a poco nos separamos del beso y sin mas gesto que el de cariño hacia esta pequeña mujer.. la tome de la mano y salí del baño de mujeres.. las miradas de algunos se toparon con la mía.. pero no hicieron nada.. solo se limitaron a mirar hacia otro lado, cruzamos la pista de baile.. y la rodee con mis manos para que nadie la pudiera tocar.. la luz de las farolas de la noche se extendían por la calle.. hasta dejarse ver un Lamborghini negro con los vidrios polarizados.. active el mando a distancia y las luces de neón se encendieron en un parpadeo.. solté su cintura y abrí la puerta, tomando su mano para ayudarla a subir.. sus hermosas piernas se dibujaron finas en el asiento del vehículo.. corrí al otro lado y tome mi lugar, encendí ya con velocidad el auto y me enfile directo al hotel.. la mire un par de veces mientras cambiaba las velocidades del vehículo y al llegar ante el gran hotel Prizt aparque lo mejor que pude, baje del auto y abrí su puerta.. Ninguna dama debería de abrirse a si misma la puerta de ningún vehículo.. extendí mi mano y sujete la suya dándole un pequeño masaje sobre el dorso de la mano que sujetaba.. le sonreí con amabilidad y aprecio porque me agrada y creo que es una niña muy interesante...
-Este es el hotel donde me hospedo.. espero te guste.. -
Deje las llaves del vehículo al valet y subí al ascensor con Ale.. sujete su mano.. cuando comenzamos a subir al ultimo piso del hotel y la bese con suavidad sobre el dorso de la misma... una costumbre demasiada arraigada en mi.. mi cuerpo latía por el fluir de la sangre que en mis venas corría con fuerza al tenerla a mi lado.. me gire con cuidado quedando en frente de ella.. y me incline sobre su rostro para poder disfrutar un poco mas de esos dulces labios.. ella me recibió.. me dejo entrar en ella y la bese aun mas con pasión.. sintiendo su cuerpo ceñirse al mio.. coloque mis manos a cada lado de su cuerpo.. porque temí desnudarla en el lugar y hacerla mía.. respire sin necesidad cuando separe mis labios de los de ella pero mi cuerpo jamas se alejo del suyo.. hasta que la campanilla del ascensor sonó..
-Por aquí.. por favor..-
La mire morderse el labio y apreté aun mas en un puño cerrado la mano que no la sostenía a ella.. me gustaba su forma inocente de afectar mis sentidos.. no creo que ella se de cuenta en cuanto me pone que haga eso.. sus piernas aun se lucían firmes sin duda a cada paso que daba.. Abrí la puerta y la hice pasar.. no deje que se sentara.. el sofá es una muy mala idea de follar.. no para una mujer como ella. la guié aun con su mano en la mía hasta la enorme habitación.. la cama estaba a su disposición.. pero antes de liberar su mano.. la atraje a mi y la bese.. tomando una de sus piernas.. haciéndola flexionar a un costado de mi cuerpo.. sintiendo.. su sexo descubierto por la falta de bragas.. en ella.. jade ante el solo echo de imaginar su ardiente sexo húmedo para mi.. y la levante poniendo mis manos en su hermoso culo.. llevándola contra la pared pero sin hacer que su lastimada espalda.. lo golpeara con fuerza una de mis manos le serviría de colchón.. pero mi cuerpo seria la estaca que no la dejaría separarse del lugar.. me esta dominando la lujuria y el deseo que ella me hacia sentir.. respire profundamente y la mire a los ojos..
- Lo siento.. quieres ponerte cómoda?. -
Mi boca hablaba pero aun la tenia contra la pared con mi cuerpo como sus cadenas..
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Mar Ene 01, 2013 2:49 am

Sonrío al llegar al hotel. Parece lujoso. Algo caro. Yo nunca había estado en un lugar como este. Los ángeles vivimos en armonía, y no utilizamos dinero para sacar provecho de nada, mucho menos para nuestro propio interés. Buscábamos otros camaradas que viviesen en la ciudad y que nos diesen cobijo. Nada de lujos y gastos innecesarios. Ese había sido otro de los hechos que habían impulsado mi caída. La lujuria y la ambición habían sido mis mayores delitos. Suspiré. No quería pensar en ello. No esta noche. En realidad no a partir de ahora. No merecía estar castigándome y torturándome toda la vida por algún error que había cometido. Yo no era como ellos. Ya nunca lo sería. Yo sabía perdonar. Y ellos no. Los perdonaría. Aunque me costase. Trataría de entender sus motivos y lo olvidaría. Para que así las heridas no doliesen más. Subimos en el ascensor, y sentía su cuerpo muy cerca del mío, su mano recorriendo la mía, consiguiendo que cada una de mis terminaciones nerviosas se volviesen locas. Me acorraló contra la pared del ascensor y me besó, mi salvación, o mejor dicho mi desagrado fue escuchar la campana que anunciaba que habíamos llegado a la planta. Seguí sus pasos, todavía tomándole de la mano. Un gesto extraño. Incluso parecía cariñoso. Como si fuésemos una pareja. Sonreí. Me hacía gracia que, a pesar de todo parecía ser todo un caballero. Me había abierto las puertas del coche, me había ayudado a levantarme, dándome la mano. Pequeños gestos, pequeños detalles que para una mujer nunca pasaban desapercibidos.
En cuanto abrió la puerta observé detenidamente la habitación, sin soltarme. Como si fuese suya. Un trofeo recién ganado. Pero no me importó. Esta noche sí lo sería. Y podía hacer conmigo cuanto desease. Si terminaba por matarme, lo aceptaría. Me libraría de mi tortura eterna. Y si no lo hacía, podría recordar esto como algo distinto y nuevo. Una bonita experiencia. Almenos esperaba que resultase placentera. Me llevó a su dormitorio. La grande y lujosa cama estaba en el centro. Estaba a punto de soltar su mano y acercarme a ella, tocar el suave y blando colchón. El cual, adivinaba que era muy cómodo. Pero no fui capaz, porque en un segundo él acorralaba mi cintura con sus brazos, me tomaba en brazos, rodeé su cintura con mis piernas, y acariciaba mi trasero con fuerza. Me llevó contra la pared, la cual no estaba nada lejos, y cuando pensé que mi espalda chocaría con furia contra ella, me sorprendió resultando delicado e incluso un poco tierno. Con suavidad recosté la espalda contra la fría pared. Y sentía sus besos recorrer mi cuerpo. Mis hombros, mi escote y posteriormente, deteniéndose más en ellos, mis labios.
Lentamente sentí como sus manos desnudaban mi cuerpo almenos de cintura para arriba, dejando mis senos completamente expuestos a él. Sus labios no tardaron en devorarlos, besándolos, acariciándolos y mordiendo con suavidad mis pezones, lo que hacía que me excitase demasiado. Sentía que una corriente eléctrica atravesaba mi cuerpo haciendo que arquease mi espalda a causa de sus caricias y que, se me erizase la piel con sus besos. No tardé en imitarlo y levanté su camiseta, admirando de nuevo sus músculos, aquellos que me habían sorprendido y vuelto loca en el baño del local. Los acaricie con mis dedos, con suavidad, y en cuanto llegué a su cuello, lo atraje hacia mi, besándolo, como si fuese yo la vampira y no él, mordiendo su piel, lentamente, con suavidad, haciendo que de sus labios brotase un gruñido salvaje y erótico, mientras que mis labios buscaban los suyos para besarlos. Nos fundimos en un cálido y salvaje beso, en el cual, no pude evitar gemir con suavidad entre sus labios al sentir sus manos rozándome. No tardó en moverse, se convirtió en un borrón, y yo con él. A velocidad más rápida y hábil que cualquier humano. Me tendió sobre la cama, el colchón era blando y suave, haciendo cosquillas en la piel de mi espalda. Poco a poco me fue sacando la falda, y el hecho de que no llevase ropa interior lo hacía todo más fácil. Me senté, incorporándome un poco, lleve mis manos nada temblorosas a su bragueta, y comencé a desabrochar el botón de su pantalón, junto con la cremallera. Una vez lo hice, dejé caer sus pantalones y sus bóxer, de los cuales él terminó por deshacerse con los pies. Su miembro, enorme, y apetecible me saludaba, invitándome a probarlo. Llevé mi mano a él, y comencé a acariciarlo a masajearlo lentamente, para después hacerlo un poco más rápido, consiguiendo que apretase los puños. Lentamente me fui inclinando hacia él y con mis labios rocé su glande, introduciéndolo lentamente en mi boca, jugando con él, con mi lengua, y chupándolo. Tratando de complacerlo lo mejor que podía. No por simple gratitud por su comportamiento conmigo, sino porque me atraía.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Mar Ene 01, 2013 9:38 am

No podía contenerme su cuerpo.. su sonrisa y su hermosa forma de ser me atraía a ella.. devore todo el tiempo que pude sus labios y parte de su piel.. hasta que sus manos fueron a mis pantalones la mire y sonreí porque es la vista mas grandiosa que eh tenido.. no soy bruto y siempre soy consciente de que el mejor sexo.. es el que se hace no el que se obliga.. sentí sus manos y después sus labios.. cuando mi miembro quedo al aire.. y mis ojos se entrecerraron apretando los puños de mis manos.. es deliciosa la forma en que ella se lo mete en la boca.. y la miro sonriendo del placer que me proporciona.. dejo que juegue un poco mas y que me complazca con sus labios.. llevo mis manos a sus hombros y la recuesto.. me gusta lo que me hace pero no quiero solo mirarla hacerme feliz.. quiero poder hacerla feliz.. el recuerdo del dolor que de sus alas al ser arrancadas.. regresa a mi mente como una oleada de agua fría.. debo hacerla mía pero no del modo en que una comida llega a mi boca .. es hermosa y eso es un punto que no pasare por alto de ningún modo..
-Recuéstate -
Susurre acercando mis labios a los suyos.. y abriéndome paso entre los de ella para besarla.. se recuesta lentamente y mi cuerpo la va cubriendo poco a poco.. separo sus piernas.. y me centro en ella.. aun no la penetro.. aunque mi miembro ya esta mas que firme para entrar en ella.. roso su piel.. puedo sentir el calor que emana de su sexo.. pero aun no quiero quiero disfrutar de ella.. de su suave piel.. termino el beso de sus labios. y bajo los besos.. hasta su cuello.. el latir de su sangre lleno de esa adrenalina que me excita.. beso suavemente su cuello.. su arteria.. recorriendo con la punta de la lengua.. su sangre que corre interna por sus venas.. mi cuerpo se mueve sobre ella pero solo rosandola aun sin dejarme entrar a ese paraíso prometedor entre sus piernas.. sigo el ritmo de su sangre por su cuello.. su pecho.. hasta sus senos que lamo y muerdo sin hacerle daño.. sus pezones se endurecen y mi lengua los circula con la punta.. hasta abrir los labios y sumergir su seno en mi boca mamandolo.. como cabrio bebe que se alimenta de su madre... lo succiono fuerte pero solo por breve espacio para no hacerlo doler.. mis manos recorren sus costados y suben su piernas al rededor de mi cadera aunque ella ya se sujetaba con suavidad.. ahora hacia que ella se aferrara aun mas.. mi miembro tan duro y erecto.. esta en la entrada de su sexo.. bajo mi mano entre sus piernas y nuestros cuerpos.. y lo tomo moviendolo solo en la entrada de su sexo.. sin dejar de succionar su senos.. meto la punta y lo retiro.. y puedo sentir como sus músculos se contraen deseando tenerme dentro de su ser.. separo mis labios de sus senos.. y acerco mi cada a la de ella.. y con la otra mano atraigo con cuidado su espalda para que su cuerpo.. se eleve un poco hacia mi.. fundo mis labios en ella.. y encajo mi miembro penetrándola.. lentamente acercando mas y mas su cuerpo al mio.. esta húmeda.. suave demasiado cálida para mi frió cuerpo.. y es deslumbrante sentirla así.. para mi dispuesta. Llego a lo profundo de su ser.. y sus músculos me aprieta gimo en sus labios.. y la beso aun mas salvaje y deseoso por no dejarla ir.. la recuesto poco a poco y mi cadera choca contra la suya,... con fuerza no puedo contenerme.. la quiero poseer la necesito esta noche quiero ser su dueño.. alejo mi mano de su espalda y tomo sus caderas haciéndola ir y venir hacia mi.. escuchando el chapoteo que su humedad crea al sentirme entrar y salir de ella.. recorro su cuello.. tentando a beber de su sangre pero solo lo succiono..
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Miér Ene 02, 2013 12:26 pm

Al parecer es todo un caballero incluso en la cama. No es esa clase de hombre que antepone su propia felicidad y disfrute al de los demás. No quiere que le complazca de ese modo. Quiere que seamos los dos quienes disfrutemos. Sonrío y hago lo que me pide, separándome de él, y recostándome lentamente sobre la cama. La cual, era tan cómoda como había creído tan pronto la vi.
Se fue inclinando sobre mi, su cuerpo estaba sobre el mío, pero no sentía su peso encima de mi. Abrió mis piernas. Pero a pesar de estar muy cerca no fue salvaje, no me penetró con fuerza. No. Todavía no. Se dedico a recorrer mi cuerpo con sus labios, los cuales se sentían fríos, suaves y delicados. Depositaba besos por mi cuello, hasta que llegó a mis pechos.
Una de las zonas de mi cuerpo con las que más disfrutaba. Siento sus labios besándolos, y sus manos, recorriéndolos, masajeandolos, deleitándose con ellos, haciendo que muerda mi labio inferior con fuerza. Provocando un cosquilleo realmente placentero en cada poro de mi piel, en cada parte de mi cuerpo. Me gusta. No era lo que esperaba. Quizá el hecho de que fuese un vampiro le otorgaba esa clase de pensamientos. Que era un ser frío, duro, egocéntrico y egoísta. Esa era la visión universal de los que eran como él. Pero, Baltazar no dejaba de sorprenderme. En absoluto. En cuanto rozó mis pezones con su lengua, sentí que estés se hinchaban. Me excitaba demasiado todo ese cúmulo de sensaciones nuevas. Y me sorprendía el agradable modo que tenía de tocarme. Con cuidado, con respeto, incluso con admiración. Aunque no entendía que era lo que podía admirar de mi. Él era perfecto. No tenía nada que admirar. Pero, además de mirarme de ese modo, resultaba cuidadoso conmigo, lo cual lo hacía verdaderamente único y excitante. Me encantaba. No podía negarlo.
Pero entonces, para aumentar todavía más mi buena percepción de él, y la agradable sensación que invadía por completo mi cuerpo, sentí su duro y frío miembro penetrarme. Casi agradecía la temperatura de su cuerpo, en contraste con la mía, que parecía poder mitigar el calor que emanaba de mi piel. Estaba ardiendo. Completamente excitada. Y eso cualquiera podría verlo.
Mi cuerpo recibía su miembro con total énfasis y plenitud. Sentía como poco a poco lo movía en mi interior, nada de movimientos bruscos y acelerados. No estábamos teniendo puro sexo salvaje, parecía que estábamos haciendo el amor. Lo cual, resultaba una experiencia nueva para mi, ya que, solo había estado con dos hombres en toda mi vida, y ambos habían sido demonios. Mentirosos, crueles y manipuladores, que habían jugado conmigo a su antojo. Me habían usado como una muñeca de trapo. O peor aún, como una muñeca inchable a la cual podían tirarse cada vez que les apeteciera. Y yo, tonta enamorada, había caído presa del deseo y del sentimiento que creía sentir por ellos. Tonta de mi. Había estropeado mi vida desde aquel momento. Y ahora, por primera vez, me sentía deseado por un hombre. Por un vampiro. Me sentía respetada, deseada y complacida. Porque por primera vez sentía que no me estaban tratando como a un objeto, sino como lo que verdaderamente era, o almenos alguna vez había sido. Un ángel.
Conforme aumentaba el ritmo de sus movimientos, podía sentir como las gotitas de sudor comenzaban a aparecer en mi piel. Eché mi cabello hacia atrás, para que no resultase molesto. Besé su cuello con necesidad. Como si fuese yo la que necesitase morderlo o beber de él para vivir. Gemí, sin ningún pudor o vergüenza. Mi cuerpo se agitaba a medida que sus embestidas se hacían más profundas, y sentía una extraña y agradable sensación, en lo más hondo de mi, nunca antes sentida. Tuve varios orgasmos, y no era difícil tenerlos. Desde luego el vampiro sabía cómo moverse y como complacer a una mujer. Me preguntaba, con cuantas había tenido que acostarse para llegar a tener semejante práctica. En realidad no quería saberlo. No importaba. Ahora estaba conmigo.
Mientras besaba su cuello, mis dedos se clavaban en su espalda, víctimas del deseo y del ardiente placer que sentía mi sexo recibiendo sus embestidas. Sentía la excitación allí, y cómo comenzaba a correrme. No era complicado. Porque el jodido vampiro en verdad tenía el control de mi cuerpo y en ese momento, entre gemido y gemido susurré su nombre. Varias veces. Sintiéndome completa por primera vez en mucho tiempo y deseando que la noche no acabase nunca.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Sáb Ene 05, 2013 2:37 pm

Su fragilidad.. tiene poderes... es fuerte y en verdad lo es para haber soportado tanto al ser sacada del cielo.. pero toda ella es una flor delicada que siente miedo y se que debo cuidarla.. siento su cuerpo corresponder.. se mueve suave junto conmigo. así como lo hago yo.. es delirante es amarla.. aunque en realidad nunca antes ame.. mas que en mi vida humana a una mujer.. y es creo eso lo que me tiene en este momento siendo.. un hombre para ella.. un hombre o humano que ame y no que la force a darle su cuerpo...
Los besos de mis labios salen sin previo aviso.. solo la quiero a ella hacerla feliz es mi mayor motivación.. llevarla tan lejos como mi cuerpo y el de ella se dejen llevar.. miro su rostro y pego mi frente a la suya sintiendo el calor que emana y sus hermosas gotas de sudor como si de una rosa en el alba de un hermoso amanecer se tratara.. beso su nariz mientras mi cuerpo se desliza mas adentro del suyo.. mis codos recargados en el colchón suave bajo nuestros cuerpos.. pero jamas tan suave como el de ella.. acaricio su cara, mi cadera se mueve con un poco mas de inercia.. atrayendo mi cuerpo al suyo.. gimo sobre parte de su frente mientras le dedico un momento a besarla.. y mirar sus expresiones.. no la lastimo.. lo veo en sus ojos que me miran con dulzura y me siento agradecido es una bendición que no se si merezco... o si quiero.. sujeto sus mandíbula con ambas palmas de mis manos y abro la boca comiendo la suya pidiendo con mi lengua que ella me reciba.. se abren las puertas de su divina boca y mi lengua con la de ella.. se llenan de esa fascinación mutua.. se acaricias y se entregan como nuestros cuerpos se entregan entre si.. siento su piel bajo la mía.. deslizándose contrayéndose.. entregándose a cada palmo de la mía.. mis labios aun la comen no dejo de besarla de saborear esa miel que sus labios me entregan..
-Evangeline.. Dulce criatura..-
Soy un viejo que no cambia de cara.. siempre joven pero consciente de que es una mujer.. y mucho mas una dama.. no desmerezco a ninguna humana.. pero son comida.. por desgracia o fortuna que en dado caso.. no fui yo quien así las creo.. pero ella.. Evangeline.. Mi Eva.. es sentirme Adán en el paraíso descubriendo lo que hay después del pecado.. y esto es pecar.. muevo mis manos.. posandolas sobre el colchón moviendo mis piernas para apoyarme en ellas.. y deslizar ambas manos por los costados de ella.. sujeto sus caderas finas perfiladas exquisitamente esculpidas para unas manos burdas como las mías.. las levanto.. las atraigo a mi cuerpo.. para en fundarlo en el de ella. gime y mis jadeos retumban cuando la siento mover.. estoy hincado.. con sus piernas a cada lado de mi cuerpo.. arqueándose ella hacia mi.. es necesario ambos excitados deseosos por conocer mas haya de las curvas de su cuerpo.. y las lineas del mio.. me inclino.. subo su cintura un poco mas. y dejo en ella un arco formado entre sus hombros y sus piernas.. beso su vientre plano .. firme.. y aun sin llevar en ella un fruto de algún hombre.. suspiro dejando que mi frió aliento se deslice por su cálido vientre.. la deseo.. y desearía ser un hombre.. y no un vampiro para inocular.. en ella un hijo.. si.. un hijo.. los años dañan el cerebro.. aunque vuelven menos frió el corazón.. añorando los recuerdos.. que en una juventud.. envolvían con anhelo al humano corazón.. suelto suavemente su cintura y mis manos se regocijan con sus senos.. firmes vírgenes aun.. no han emanado leche .. es pura al menos para un viejo vampiro como yo.. su cuerpo no huele a hombres.. al menos no mas de las mujeres que mi cuerpo.. ha echo suyas.. aprieto los labios.. las comparaciones son malas y yo estoy haciéndolas.. debería solo disfrutarla..
Mis manos se van despacio.. hasta su espalda.. pasando cada una de sus senos a sus costados y depositándose en su espalda.. me detengo un segundo respiro aun sin necesitarlo.. y la hago enderezarse.. la abrazo.. a mi cuerpo.. y sin moverme aun la miro a los ojos..
-No te eh lastimado?-
Noto su piel.. erizarse.. los poros se elevan y sus bellos se paran.. ¿la eh lastimado? niega con la cabeza.. y sonrió.. besando la punta de su hombro.. una mano a su espalda alta.. y la otra bajando hasta perderse entre sus glúteos pasando por debajo de los mismos.. la hago subir y bajar sin apartar la mirada de sus ojos.. mi mano situada bajo de ella.. aproxima un dedo con cautela a la abertura vaginal.. que engulle mi miembro.. se la acaricio.. cada que ella sale un poco de mi.. mi dedo se mueve pasando a lo ancho de sus labios.. rosandonos a ambos.. pego mis labios a los suyos aun sin cerrarlos.. perdiéndome en sus ojos fantaseando el saber como ella se siente.. como me desea y como.. podría al menos en mi mente amarme..


Solo tengo un Sofá.. Puedo compartirlo Contigo Invitado

...:::OK! Entiendo.. Dormiré en la sala..:::...
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Jue Ene 10, 2013 10:03 am

No hago más que mirarlo. No puedo hacer otra cosa que deleitarme con su belleza. Trato de centrarme en otra cosa, pero no lo consigo. Es tan hermoso. Como un divino dios pagano de la belleza, a quien no dejo de admirar. Sus labios besan los míos, no necesita rogarme, mi boca se abre dejando paso a su lengua que busca la mía para ambas poder complacerse a su manera. Nos besamos con dulzura, con pasión, con furia, de todas y cada una de las maneras posibles. Disfrutando de la textura de nuestros labios y del sabor de nuestras bocas. Mis manos acarician sus fuertes brazos. Tiene los músculos muy marcados. Es fuerte. Estando acurrucada entre ellos me siento protegida, a salvo, como no me había sentido desde hace mucho. Y siento que me encanta. Que me gusta sentirme así. Deseada, amada, admirada. Me encanta que me trate con delicadeza, como nunca antes lo ha echo nadie, como ninguno se ha preocupado nunca por mi.
Respiro agitada, siento su miembro en mi interior, mi cuerpo lo recibe, y los dos nos movemos, complementándonos, como dos pedazos de una figura rota que se necesitan para estar completos. Mi espalda siente las caricias de sus grandes manos recorriéndome. No me estremezco. No siento miedo. No me duele. No volverá a dolerme más. Mis labios rozan los suyos de nuevo, mis ojos no dejan de mirar los suyos, hasta perderme en ellos. Tan hermosos y conquistadores. Tan atrayentes y enigmáticos.
Mis labios besan su barbilla, su mentón, se acercan hacia su oreja, besándola también, mordiéndola con suavidad, lamiéndola, y entonces no puedo evitar y jadeo justo en ella. Gimo, y cada vez más. No de un modo descaradamente elevado, simplemente de el modo en que puedo mostrar lo bien que me siento, lo completa que estoy, lo mucho que me hace disfrutar y sentir.
Echo mi cabello hacia atrás. Siento el cosquilleo de mis ondas oscuras rozando mi espalda. Me muevo de arriba abajo, lento, muy lento, tan extremadamente lento que resulta enloquecedor y excitante. Después lo hago más rápido, y conforme mi cuerpo se mueve con más fuerza y más veloz, mis senos se mueven cada vez más, haciendo que mis pezones rocen su pecho. Provocando un cosquilleo demasiado agradable. No dejo de gemir. Mis dedos buscan los suyos, entrelazandose ambos, mientras que me apoyo en ellos haciéndo algo de fuerza cada vez que me muevo, pero pronto una de sus manos me abandona, me abandona para acercarse a mi feminidad, donde me roza y acaricia. Me hace sentir cosas que nunca antes había sentido. Me gusta. No. Me encanta. Me siento plena. Me siento mujer. Y me agrada demasiado.
Vuelvo a besarlo, no me canso de hacerlo. Podría hacerlo durante horas. Durante toda la eternidad, porque sus labios, húmedos, gruesos y suaves resultan tan adictivos...
Me estremezco ante sus caricias, sonrío ampliamente, jamás había vivido algo como esto. Lo miro a los ojos, aguantando ahí la mirada. Sonrío de nuevo. Acerco mis labios a su oreja. - Me encantas... - admito sin ningún problema en confesarlo. Y entonces vuelvo a jadear y lentamente me voy recostando sobre la cama, sintiendo como su cuerpo y sus brazos me apresan, quedando sobre mi, entrando y saliendo en mi a su antojo. Siento la humedad entre mis piernas. El calor que comienza a invadirme. El deseo de no querer parar. Muerdo mis labios. Tratando de callar mis gemidos, los cuales salen sin parar de mi boca.
Cierro los ojos, parece que así lo siento en mayor profundidad. Me estremezco de nuevo, mi piel, mi cuerpo, todo mi ser lo desea. Y sólo me arrepiento de no haberlo conocido antes.
Se mueve en mi interior, cada vez más rápido, y es en ese momento cuando pensando que ya nada podía ser mejor, cuando siento que una corriente eléctrica atraviesa mi cuerpo, recorriendo mi columna vertebral. Jadeo con más fuerza. Lo beso, lo rozo, lo toco, lo muerdo. Hago todo cuanto está en mis manos para sentirme como nunca antes ningún hombre me había hecho sentir.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Vie Ene 11, 2013 7:56 am

La piel suave de Evangeline es deliciosa y adictiva, no soy un bruto jamas lo eh sido aunque no me consideraría un vampiro que disfrute de la muerte, mi edad es mucha y la vida que eh recorrido me hace apreciar mas los momentos.. pero lo que vi en ella esa parte que sus heridas me mostraron no hicieron mas que desear protegerla y cuidar de ella... Seguí con mi cuerpo cubriéndola, suavizando mis movimientos para no hacerle daño, al menos no hasta que su cuerpo estuviera listo para recibir algo mas fuerte que solo mi cuerpo deseándola.. sujete su espalda baja atraiéndola y separandola de mi con cada movimiento que en ella ejercía, sus labios se abrían en gemidos que difícilmente podría no escuchar, aun siendo tenues, mis labios besaron muchas, demasiadas veces su cuello es porque la deseo y no solo su cuerpo si no su sangre, pero no se la quitaría no quiero obligarla a dármela sin su consentimiento.. aunque antes ya me la ha ofrecido.. mire sus ojos y bese con suavidad sus labios acelerando un poco mas mis embestidas en ella.. ese sonido suave ligero entre los dos.. cada que mi miembro la penetra y su sexo se humedece.. con mas y mas intensidad, lubricando la para hacer mucho mas placentero cada rose en su interior.. recorro sus costados.. delicadamente y con lentitud.. puedo sentir como palpita su sangre dentro de sus venas y como su respiración esta tan agitada que me hace excitar aun mas.. llego a sus caderas y estar rígidas por sus músculos que me abrazan dentro de su sexo.. las sujeto con firmeza pero intentando no hacerle daño.. seré suave con ella aun siendo un ángel caído es frágil como una humana, abro las palmas de mis manos y abarco casi por completo cada uno de sus glúteos contraídos con fuerza.. los hago moverse con mas fuerza contra los movimientos que mi cadera hace sobre ella.. gimo con la fuerza que casi hace que sea un gruñido de deseo.. levanto un poco mi torso para que mi cuerpo entre con mayor fuerza entre sus piernas.. mi cabeza cae hacia atrás sintiendo el placer llenando cada espacio de mi.. pero abre los ojos para mirar sus labios mordiéndose y relamiéndose.. y es inevitable imaginarla con mi miembro en su boca.. y su lengua a lo largo de mi pene.. gimo y empujo con mas fuerza tanto que la hago moverse sobre la cama, aun hago que sus caderas choquen con las mías y suban y bajan.. y suban y bajan.. cada segundo me siento mas caliente y sus labios llaman a los míos por como se relame y los muerde.. me inclino hacia ella y llevo mis labios a su oído..
-Eva... deseo poder tenerte aquí siempre.. me lo concederías?-
Y lleve mi boca a la suya besándola con esa pasión suave pero que aun así deja saber lo excitado que me hace sentir.. separo mis labios de los de ella y miro sus ojos.. aun jodiendola con mis caderas y mi miembro llenando su cavidad sin misericordia, soltando sus glúteos y llevando mis manos a las suyas.. entrelazando mis dedos con los de ella.. y llevándolas sobre su cabeza sin soltarla..


Solo tengo un Sofá.. Puedo compartirlo Contigo Invitado

...:::OK! Entiendo.. Dormiré en la sala..:::...
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Sáb Ene 12, 2013 10:30 am

Jamás me había sentido así. Un cúmulo de sensaciones me abrumaban, me aturdían, me llenaban por completo. Por un lado sus manos, rozando mi piel, mi cabello, sus labios besando cada poro de mi piel, haciéndome enloquecer. Mis labios tratan de mantenerse apretados, no quiero seguir jadeando como una posesa, pero no puedo evitarlo, es lo que él me hace sentir. Me hace vibrar. Excitarme. Como si subiese a una montaña rusa, bien alta, dispuesta a bajar a gran velocidad, en un descenso lleno de adrenalina, adrenalina que podía equiparar al orgasmo. Orgasmo como el que nunca antes había sentido.
Por otro, sus caderas moviéndose contra las mías, con fuerza, con intensidad, con cuidado y cariño al principio, pero con frenesí y locura después. Con lujuria. Haciéndome sentir completa. Mis piernas abiertas rodean su cintura, trato de no dejar que se separe de mi, como si tratase de retenerlo, de mantenerlo cerca de mi. Mi cuerpo lo recibe con árdido placer, gimiendo cada vez que sentía su miembro adentrarse más en mi interior. Y con sus movimientos, siento como consigue llevarme a un límite intenso, a un placer insospechado, algo que jamás había podido experimentar, mucho menos así, de este modo. De un modo tierno, y a la vez salvaje, pasional, tentador. Mis manos recorren su amplia espalda, recorriendo con las yemas de mis dedos sus músculos, y sintiendo que mi cuerpo ardía, fantaseando. Mis labios clamaban los suyos. Acerqué mis dedos a ellos, delineé sus comisuras, y atraje su rostro al mío, atrapando su labio inferior entre los míos y besándolo primero con suavidad y luego con fiereza, mientras mi lengua se introducía en su boca tratando de saborear cada parte de ella. De fundirme con él.
Enredaba mis dedos en su cabello y el aroma de él se impregnaba en ellos. Entonces él comenzó a besar mi cuello, y poco a poco sentía cómo se acercaba a mi oreja, la mordía sensualmente y me hacía estremecer. Después, con su suave y atrayente voz susurró muy cerca de ella. Y sonreí al escuchar lo que decía. ¿Cómo no iba a querer quedarme con él? Era perfecto. Hermoso, oscuro, pero tierno. Me encantaba. Me trataba tan bien, era tan delicado, jamás nadie me había tratado con tanta delicadeza. Como si fuese una muñeca que podía romperse con facilidad. Cosa que agradecía en realidad.
- estaré aquí el tiempo que tu así lo desees. - respondí sin dudarlo. Sin siquiera ser necesario pensarlo demasiado. Lo tenía claro. Él me gustaba. Y en ese momento, con sus labios rozando mi cuello y su miembro todavía embistiendome gemí y pedí que me mordiese. - Hazlo. Puedes hacerlo. Me gustaría ser parte de ti... -- mencioné. Quería que fuese mi sangre la que lo hiciese más fuerte, la que le diese fuerza y energía, y ninguna otra.
Y entonces justo en ese momento, entre sus movimientos, y justo después de morder mis labios tan fuerte que casi sangraba, llegué al orgasmo y sentía como me corría. Desde luego, jamás había conseguido hacerlo tan rápido, incluso yo misma me sorprendía.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Dom Ene 13, 2013 10:14 pm

Sus venas llamaban a mis colmillos, poco a poco me llamaba sin piedad.. cada latido acelerado que su corazón emitía era con suavidad.. excitación para mi cuerpo.. me moví con mas fuerza, dentro de ella haciendo rechinar la endeble cama bajo nosotros.. y sus palabras.. benditas palabras que me daban espasmos de excitación que dejaba fluir dentro de su cuerpo.. gemí con fuerza una fuerza que no pensé llegaría a salir de mi garganta.. y sentí como me corría dentro de ella llenando por completo su cuerpo con el mio..respire sin necesidad agitadamente hasta que deja un poco mi cuerpo sobre el de ella.. aun sujetando mi peso con mis manos, la mire directo a los ojos y recorrí su cuello con la mirada, palpitante su yugular aun parecía decir mi nombre.. llamarme como lo hizo desde que sentí su dolor.. me frote un poco sobre ella aun con mi miembro llenándola..
-Te quiero eternamente conmigo.. pero no es fácil vivir por tanto tiempo.. -
sonreí y lamí su cuello sintiendo ese latido tan profundo que se relajaba y aveces e aceleraba a mi tacto.. pose mis labios sobre su piel besando ese pequeño espacio donde quedarían mis colmillos marcados y los incruste, hinque mis colmillos en la suave piel de Evangeline sintiendo de inmediato el cálido liquido emanando de ella.. pero no solo es el liquido, es todo lo que ella es, sus dolores sus emociones.. golpearon con fuerza, y después un frió que se agudizaba cada vez mas.. las estaba bebiendo muy rápido, su sangre llenaba de un sabor purificante a la mía.. y supe que no debía seguir la estaba matando y no quiero perder la.. separe mis labios y mis colmillos de ella.. fue cuando mi lengua recorrió los pequeños orificios en su cuello, la mire lánguida en mis brazos con pequeños espasmos que me atemorizaba, mi regla era no hacer aquello que me habían echo.. pero que mas podía hacer, si la dejaba así moriría y no deseaba que eso pasara, acerque rápidamente mi muñeca a mis labios y arranque un pedazo de mi piel.. dejando salir sangre de la muñeca, lo acerque a ella y deje que un poco de mi sangre llegara a sus labios ..
-Bebe preciosa .. vive conmigo por siempre-
sus labios se movieron y con suavidad bebía de mi y sentí aun mas su débil latido y su suave renacimiento, cerré los ojos dejaría que ella bebiera lo suficiente para garantizar que regresara a mi.. a la inmortalidad..


Solo tengo un Sofá.. Puedo compartirlo Contigo Invitado

...:::OK! Entiendo.. Dormiré en la sala..:::...
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Miér Ene 16, 2013 9:39 am

Mis manos rozan las sábanas de la cama, poco a poco mis dedos se aferran a ellas, sintiendo las fuertes embestidas que él me proporciona. Siento cómo su semen me llena, ocupando mi interior, haciéndome gemir por última vez, jadeando con la voz entrecortada, tratando de recuperar el aliento, aferrándome a su piel, acariciando su amplia espalda. Entonces mi cuerpo comienza a relajarse, como a sentirse más tranquilo, menos nervioso y acelerado. Beso sus labios, fundiéndome en ellos, saboreando cada parte de su boca, enredando mi lengua con la suya sin ningún reparo.
Entonces, después de un rato besándonos cuando nuestras bocas se separan en busca de aire, o almenos así lo hace la mía, sus labios rozan mi cuello, lentamente, provocandome un cosquilleo intenso en la piel. Siento que ésta se eriza a su paso, y me aprieto más contra él, hundo más mis dedos en su espalda, como tratando de apretarlo más contra mi y no dejar que se separe de mi cuerpo.
Susurra aquello en mi oreja y siento que me estremezco. Es extraño, pero un calambre, una corriente eléctrica me abruma, recorre mi espalda, toda mi columna vertebral y me quedo tensa y rígida, entonces siento cómo hunde sus colmillos en mi piel, como perfora mi arteria y bebe de ella, eso que yo tanto había deseado que hiciera lo estaba haciendo. Comencé de pronto a relajarme notablemente, mis ojos se cerraban, mis músculos se relajaban, ya no estaban tensos. Dejé de hacer presión con mis dedos en su espalda.
Poco a poco sentía que una sensación de paz, calma y armonía se apoderaba de mi. Poco a poco sentía como mis fuerzas disminuían, lentamente parecía ir perdiendo mi energía, ir menguando poco a poco hasta perder la vida. De todos modos no importaba, si me mataba, moriría feliz, tranquila, con una sensación inmensa de calma. Y almenos moriría en sus brazos, lo cual me parecía realmente maravilloso. Incluso una idea bastante deseable. Fue entonces cuando, sin ser consciente de ello la oscuridad se cirnió sobre mi, ya casi no veía otra cosa que sombras, sólo era capaz de distinguir el maravilloso color de sus ojos. Entonces, se separó de mi, mi corazón latía sumamente despacio, lo cual me asustaba, sentía frío, mucho frío, quería tirar de las sábanas para cubrir mi cuerpo con ellas, no quería tener esa sensación de frialdad en mi cuerpo, pero no tenía fuerzas para mover los dedos o las manos. Fue entonces cuando él se hizo un corte en la muñeca, la sangre comenzó a brotar, pequeñas gotas caían sobre mis labios, trataba de abrirlos, de beber, de lamerlas, pero no era capaz. No tenía fuerzas, al momento parecieron responder, y los abrí un poco, una cantidad pequeña de líquido carmesí entró en mi boca, su sabor era extraño, no era como habría imaginado, era distinto. Sabroso. Entonces traté de relamer mis labios, y lo conseguí con poco éxito. Poco a poco cerré mis ojos, y no vi nada. Sólo escuchaba mi corazón latir muy despacio, y un extraño calor quemar mi boca y mi garganta.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Miér Ene 16, 2013 3:04 pm

No es fácil.. eso es la verdad.. ser un vampiro no es nada fácil y menos al inicio de la nueva vida..

Su boca succionaba.. sedienta, hambrienta de una nueva vida.. su corazón sigue disminuyéndose.. haciendo que cada vez, menos lata en ella, la forzó a dejar mi muñeca.. relamiendo mi herida para hacerla cerrar con mayor rapidez, bebió buena cantidad de mi sangre y no es bueno perder aun mas, esta recostada, muerta, esa es su condición ahora, ella a muerto.. poco a poco y cada vez mas su piel se pone fría, y sus venas se marcan aun mas con un color morado, me retiro de su cuerpo.. me recuesto a su lado y mis manos se apresuran a acariciar su mejillas y su cabello..
-Todo es parte de tu nueva vida amor..-
susurre con suavidad en su oído, haciendo que sus manos se separaran de cualquier parte de su cuerpo.. dejándolas extendidas a los lados. no debe de poder tocarse.. apenas pienso eso y su cuerpo comienza a convulsionarse.. subo sobre ella.. separando sus manos, sujetando cada una de ellas a los lados.. su respiración se va perdiendo cada vez mas y mas.. poco a poco ella pierde la respiración y su pecho hace un movimiento abrupto, dejando salir todo el aire que antes había contenido dentro de ella.. su cuerpo queda de nuevo lánguido, tendido solo sobre la cama con mi cuerpo presionándolo sobre la suaves sabanas, me bajo de ella.. el riesgo esta pasando, su piel se esta haciendo mas rígida.. lo que indica que mi sangre esta mezclándose con la de ella, sonrío, todo esta saliendo a la perfección, me levanto de la cama y tomo un pantalón ligero de tela de gasa, de color blanco, me lo pongo junto con una camiseta sin mangas.. la miro.. sus ojos se mueven dentro de los parpados.. toda su vida pasa por ellos, recuerdos y hasta sentimientos que sintió en algún momento de su vida.. tomo una de sus manos y la beso.. estaba solo, por mas de 120 años estuve solo en este mundo y la encontré de un modo que jamas pensé ella llego a mi, rememorar como no me apetecía porque parecía como cualquier chica que buscaba solo meterse en problemas.. pero estando en el baño.. en ese lugar todo se desvaneció ambos buscábamos algo parecido.. pertenecer.. yo le pertenecí cuando sentí ese dolor.. que se comparaba con el dolor que cargaba desde que fui convertido.. y ahora ella me pertenece.. nos pertenecemos..
Esperare a que despierte, siendo ella ángel podría despertar en unas horas o en un par de días y yo estaré aquí para ella, para mi compañera..


Solo tengo un Sofá.. Puedo compartirlo Contigo Invitado

...:::OK! Entiendo.. Dormiré en la sala..:::...
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Jue Ene 17, 2013 9:27 am

No sentía nada. Nada que no fuese calor, ardor, un dolor intenso recorriendo mi cuerpo. Parecía introducirse en cada poro de mi piel, creía estar quemándome viva. No quería chillar, de todos modos no encontraba la voz para hacerlo. Tampoco sabía cuánto duraría la agonía, pero, esperaba por mi bien que fuese poco tiempo. No entendía lo que me estaba ocurriendo, a duras penas recordaba lo último que me había pasado estos días. Me sentía perdida, en una oscuridad completa que me abrumaba y que sentía se apoderaba de mi y de mi alma, o almenos de lo que quedaba de ella.
Recordé entonces a Baltazar, y no entendí realmente porqué me había echo eso. ¿Quería tenerme por toda la eternidad o simplemente se trataba de algún tipo de tortura? Probablemente fuese la segunda opción, pues, esto era una agonía sin fin, una tortura interminable que no conseguía apaciguar el dolor ni por un segundo. Me sentía con ganas de apretar mis puños, de moverme, de no quedarme quieta, pero no podía, no lo conseguía, no había modo. Mis músculos no respondían, mis tendones no se movían y mi voz parecía no querer aparecer en ningún momento. Me sentía extraña y perdida. Perdida en una oscuridad completa que me tenía abrumada. Entonces sentí el tacto frío de su mano rozando la mía, aunque ya no me parecía tan frío como lo había sido antes. Eso me hizo preguntarme si lo estaba imaginando, o si era otra persona la que estaba allí tocándome.
No. Era él. Lo sabía por su olor, el cual sentía con más fuerza, con más intensidad, como si mi sentido del olfato estuviese completamente desarrollado, más de lo que lo había estado antes.
Era como si todo en mi se estuviesen desarrollando en gran medida, duplicándose de un modo insospechado. Me sentía extraña.
Traté de encontrar fuerzas para apretar su mano, para dejarle claro que seguía viva, quería pedirle que apagase esa calor que sentía mi cuerpo, que hiciese algo contra el dolor que me abrumaba, pero no se movían mis labios, y no salía nada de ellos, poco a poco la oscuridad se fue cerniendo sobre mi, ya no sentía nada, no veía ni oía nada, tan solo calma, silencio, tinieblas, no había luz, y por un momento pensé que había muerto.

[Al paso de un día y medio.]

Poco a poco mis ojos se van abriendo, mis pestañas dejan filtrar la luz. Poco a poco la claridad de la habitación me abruma, me resulta molesta. Consigo al fin abrir mis ojos del todo, y descubro que, por primera vez, veo el techo del lugar con sumo detalle. Cada cosa, por diminuta que sea, la veo a la perfección. Soy consciente de todo cuanto me rodea. Me incorporo. Ya no siento dolor. No siento nada, en realidad me siento bien. Tan solo un pequeño ardor en mi garganta, algo del todo soportable. Busco con mi mirada a la persona que vi por última vez. Y finalmente mis ojos se encuentran con los suyos. Allí está. Apoyado con despreocupación en el marco de la puerta, mirándome fijamente con una ligera sonrisa. Me mira con curiosidad, como si estuviese tratando de investigar, de saber si lo conozco si sé quien es y dónde estoy. Soy plenamente consciente de todo. - ¿Cuánto tiempo llevo sin despertar? - no sabía como llamarlo a eso. Cuanto tiempo había estado "dormida", "muerta", no sabía cómo debía definirlo. Lo único que sabía es que deseaba tener cerca la calidez de sus brazos rodeando mi débil cuerpo.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Baltazar Tarrech el Jue Ene 17, 2013 1:25 pm

Salí a cazar, primero para alimentarme y después para tener algo que ofrecerle cuando despertara.. había pasado un día, su cuerpo se había estado retorciendo, no tanto como me imaginaba que sería, ella es mi primera conversión, nunca antes había intentado convertir a nadie, porque no le veía caso el traer mas vampiros al mundo.. no lo hago por bondad si no por supervivencia, mas vampiros equivalía a menos humanos que poder consumir, así que es mejor no tentar al futuro engendrando mas de los nuestros.. al menos sin un motivo.
Con Eva es diferente, ella es totalmente única, al menos para mi lo es.. este tiempo que había transcurrido, pude pensar bien en nuestro encuentro, claro.. también pensé en si no había cometido un error, porque no se en si como tratar a una recién convertida, pero no tarde mucho en dar marcha atrás sobre esa idea del error, recordé que estando ahí sentado, sin mas que hacer, lo primero que había hecho fue mirarla, fijar mis ojos disimuladamente en ella.. cuando se acerco a mi y muy a pesar de querer aceptarlo, deseaba que estuviera a mi lado.. creo que me había hecho reacio a aceptar que deseaba tener a alguien a mi lado.. pero no es solo eso.. es ella en si, su aroma, sus ojos, sus labios pero sobre todo esa fuerza, es una mujer fuerte que puede resistir lo que sea.. el tipo de mujer que amo y deseo.. aun le falta el apreciarse a si misma.. eso es una de las partes que me desagrado al inicio de conocerla, que fuera a ofrecerse.. pero a fin de cuenta entendí o creo entender porque lo hizo.
Regrese al hotel, antes de que amaneciera con un chico joven, o mejor dicho adolescente, de buen físico y condición, sano y sin marca de drogas ni nada por el estilo en su sangre, lo maltrate un poco, y después lo sedé, seria el primer alimento de Eva, yo también me alimente es necesario para poder ayudarla..
Esa tarde espere impaciente, ya no se movía hacia mas o menos seis horas que todo era paz en ella, su cuerpo tenia nuevo movimiento, mas en los ojos, bajo sus parpados sus ojos se movían incesantemente, reflejo de conciencia en ellos, espere paciente, deleitándome aun con su cuerpo solo cubierto por una sabana, creo que debí haberla vestido, pero había dos razones importante para no hacerlo, la primera, es porque no tengo ropa de mujer en mi equipaje, y segunda.. porque quiero que vea su hermosura aumentada al triple.. ya ser un ángel es divinamente hermosa, pero con la eternidad de un vampiro lo es aun mas.. comencé a ver como se movía.. me recargue en el marco de la puerta, metiendo mis manos en los bolsillos, sonriendo porque me agrada el recibirla y ver lo hermosa que es..
-Día y medio-
Dije sacando las manos de mis bolsillos y acercándome hasta sentarme sobre la cama a su lado, subí mi mano a su mejilla y toque su piel aun mas suave que antes.. mas fina, sonreí un poco mas, inclinándome para besar sus labios y probar el nuevo sabor de estos.
-Aun sabes a gloria preciosa.. pero una gloria eterna-
Susurre entre sus labios y retire poco a poco la sabana que la cubría, su cuerpo apareció, ante mis ojos develando a una diosa, la diosa que estaría y compartiría mi eternidad..
-Te arde la garganta?-
Pase una mano por sus piernas acariciando la suave textura y disfrutando de su piel, que ahora se templaba con la mía, el mismo calor.. la misma textura, pero con ansias de tenerla bajo mi cuerpo..


Solo tengo un Sofá.. Puedo compartirlo Contigo Invitado

...:::OK! Entiendo.. Dormiré en la sala..:::...
avatar
Baltazar Tarrech

Mensajes : 17
Habilidad: : Puedo infringir dolor
Raza : Vampiro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Evangeline Dmitriyev el Mar Ene 22, 2013 6:37 am

Nunca he sido consciente de que ser un vampiro podía traer cosas buenas para mi, pero también cosas malas. Eso no habría que dudarlo. Ni siquiera lo había pensado cuando él me ofreció su sangre. Estaba tan centrada en imaginarme junto a él durante una eternidad que no había pensado en las cosas que podrían cambiar en mi. Todo lo que me podría hacer ser diferente. En ese momento lo supe. Supe que no todo estaba bien. Era como si mi cuerpo de ángel no fuese capaz de soportar la oscuridad de un vampiro. Mi alma estaba ya ennegrecida del todo. Al parecer la sangre de vampiro curaba todas las heridas y es que podía sentir que en mi espalda no había rastro de las cicatrices que me habían cubierto tiempo atrás. Ya no tenía ese horrible recordatorio de dolor en mi memoria grabado a fuego en mi espalda. Lo cual resultaba todo un alivio, en realidad.
Se sentó junto a mi, en la cama. Me acarició la mejilla, su piel ya no estaba fría, de hecho él me parecía mucho más hermoso que antes. Como si ahora pudiese verlo con más claridad todavía. Como si pudiese ser al fin consciente de todo cuanto él era, y todo cuanto él tenía. Sonreí cerrando los ojos ante su tacto. Entonces poco a poco, como si tratase de hacerlo de un modo en que no me molestara, fue echando hacia atrás la sábana. Podía sentir como mi cuerpo estaba desnudo bajo la tela y quedaba al descubierto ante sus ojos. Habló de el ardor de mi garganta, casi recordándome lo sedienta que estaba, pero no era allí el único lugar dónde tenía calor. Sentía que mi sexo ardía, el simple roce de su mano en mi rodilla me hacía vibrar y volverme loca. Sentía las cosas aumentadas en una perspectiva completamente diferente, lo cual lo hacía mucho más increíble. Me gustaba.
Con una fuerza de la que ni siquiera fui consciente que tenía, llevé mis manos a los cuellos de su camisa y lo atraje hacia mi, besándolo de un modo feroz, como nunca antes lo había echo. Estaba segura de que era la oscuridad de mi alma la que me hacía actuar así. Mis brazos se enredaron a su cuello en cuanto sentí que mi beso era del todo correspondido, y mis piernas se abrían dejando espacio a su cuerpo, el cual iba inclinándose sobre mi, despacio. Mis dedos nada tímidos esta vez tanteaban su ropa, abrí su camisa haciendo saltar todos los botones, y acaricié su pecho desnudo, hasta los abdominales. Me perdí en el botón de su pantalón el cual desabroché sin tardanza. Él terminó de quitárselos, sin apartar sus labios de los míos. No necesitaba respirar, lo cual hacía mucho más agradable el poderse besar por más tiempo. Sentía la rigidez de su miembro abultado sobre la tela de su bóxer, y ésta, a su vez, rozando mi sexo. Haciéndome enloquecer. - Jamás te había deseado tanto.. - susurré entre sus labios, mientras mis dedos se iban directos a su cabello, y la otra mano a su espalda, acariciando cada músculo y cada detalle de su piel.


Love the way you lie
avatar
Evangeline Dmitriyev

Mensajes : 26
Habilidad: : Seducir y engañar.
Raza : Ángel pecador. (Caído)
Tu mayor cualidad : Belleza

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: SEXO, DROGAS Y ALCOHOL

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.